EL LÍDER UN BUEN COMUNICADOR.


Por Henry Preza.


Cada líder tiene que saber comunicarse con su gente. Un buen comunicador es aquel al que la gente quiere escuchar. En algún lado leí que los buenos líderes son aquellos que saben decir las cosas y siempre terminan motivando a la gente aún cuando son malas noticias.

Usted debe hacer sentir a su gente motivada con sus palabras. Hábleles con fe, no sea áspero ni mal educado con ellos. No se imponga, llegue al corazón de la gente, evite la murmuración y los malos comentarios. No trate los problemas de uno ante todos sino, personalmente, como amigos.

ar
Jamás haga sentir a sus miembros como inferiores a usted, siempre téngalos en mayor estima que a usted mismo. Los buenos comunicadores son aquellos que hacen que las personas hagan su visión sin decírselas directamente, sin imposiciones ni palabras manipuladoras.

La buena comunicación que un líder tenga es elemental a la hora de los problemas de la célula. Tal vés hay algún hermano descontento con otro. La buena intercesión del líder puede salvar las cosas antes que se empeoren. No se ponga al lado de una sola persona, escuche sin tomar partido y trate de hacer que haya perdón y se muestre el amor de Dios.

Otro problema que puede ser superado si el líder es un buen comunicador es el desánimo. Cuando un miembro está desanimado hay que inyectarle ánimo y fortaleza del Señor. Un buen comunicador hace que la gente vea que nada hay imposible para Dios.

Ser un buen comunicador no sólo implica decir cosas bonitas cuando todo está mal sino decir las cosas que están mal con gracia y sin ofender a nadie. Hay momentos en que es importante exhortar a hacer el bien y no debe dejar de hacerse.

Un líder puede ser introvertido y tener una excelente comunicación. No depende de carisma personal ni de magnetismo. Es saber hablar y a veces son mejores dos palabras bien dichas que mil que caen como hierro a los oídos. Puedo notar un buen comunicador cuando todos están dispuestos a escucharlo. También, creo que uno de los obstáculos para ser un buen comunicador es la falta de sinceridad en las palabras. A las personas no les gusta que les mientan ni que les digan promesas que no van a cumplir. Ellos quieren en sus células líderes reales. Otro obstáculo que no permite ser un buen comunicador es no permitir a las personas opinar, no comprender ni escuchar sus palabras. No saque conclusiones de las personas sin haberlas escuchado. Es necesario que cada líder examine en que está fallando en su comunicación con los demás. De eso depende el éxito de sus relaciones futuras con ellos. Al final, lo que se busca con la buena comunicación es el beneficio de la obra de Dios.

En la iglesia se predica con guía. Al principio hay algunos puntos para no olvidar que siempre recomendamos: “Evite platicas improductivas en su célula.” No puede estar más claro. Se necesita una buena, sana y transparente comunicación para que las cosas caminen bien en una célula. ¿Es usted un buen comunicador? Es buen momento para comenzarlo a ser.

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by Blogger