EL LÍDER Y EL COMPROMISO.


Por Henry Preza.

El ser un líder no es porque se está a la fuerza ni porque todo sale bien. Debe ser un compromiso del corazón, que venga de un amor por el Señor. Si algo se necesita más en estos días son líderes con compromiso. Eso es sumamente importante, pues, vivimos en un mundo sin nada de compromiso y que va dejándose llevar por el pecado.

El líder debe tener compromiso con los siguientes aspectos, no los he puesto en orden de importancia, están sin orden, pero, su valor es preponderante:
I. Compromiso con la Santidad de Dios: El Señor es Santo. En él no hay pecado ni variación. Él es puro. Por eso el líder debe estar comprometido con su santidad siendo también puro. No es permisible que un líder lleve una vida de pecado. Su compromiso con la Santidad de Dios se refleja en sus acciones. El problema con algunos líderes es que llevan una tremenda vida de pecado y esperan tener grandes resultados.
II. Compromiso con los valores cristianos: La vida cristiana es fundamental. Un líder no puede olvidar los valores del Reino de Dios. El amor, la lealtad, el respeto, la unidad, la oración. Todos estos deben ser valores que los líderes no deben olvidar. El trabajo celular no es una empresa ni una organización terrenal. Es parte del Reino de Dios. Entonces, no hay que vivir mundanamente el trabajo celular sino comprometido con los valores cristianos.
III. Compromiso con la Palabra de Dios: Los líderes deben tener un compromiso serio con la sana doctrina. No permita que sus miembros se desvíen de la sana doctrina, protéjalos de las enseñanzas extrañas. Que mejor forma que enseñándoles la Palabra de Dios que es viva y eficaz. Un líder no solo debe leer la Biblia sino conocer su doctrina, es algo despreciable que un líder no conozca la doctrina de Dios. Pero, el compromiso con la Palabra no es sólo de conocimiento sino que hay que vivir lo que se predica. El líder debe ser consecuente en sus palabras y hechos, no se puede vivir la Palabra de Dios a medias, o se vive, o no se es nada. No hay términos medios.
IV. Compromiso con el servicio: Los líderes no sólo sirven cuando tienen ganas, hay un verdadero compromiso en ellos. No dejan de servir en ningún momento. Viven de tal manera que no pueden dejar de servir a los demás. Su vida está en ayudar a otros. Tal vés no sean intelectuales, pero, si están comprometidos con servir a los demás.

No importa la edad de un líder, eso no es fundamental, ni el sexo, ni el estado civil, ni si son extrovertidos o introvertidos. Lo verdaderamente importante es que haya pasión por Jesús, un verdadero compromiso con la verdad (Jesucristo), y la Iglesia. ¿Estás en el equipo de los comprometidos o en el de los atenidos?

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by Blogger