GRUPOS CELULARES ROTATIVOS


Por Henry Preza.

Como usted sabe uno de los elementos importantes del sistema celular son los anfitriones. Normalmente, son miembros fieles de la iglesia, de buen testimonio. Las células que tienen como anfitriones a miembros de la iglesia son permanentes, es decir, se realizan todas las semanas en el mismo lugar.

No obstante, existen otro tipo de células conocidas como rotativas. Estas reuniones se están moviendo cada dos o tres semanas a lugares diferentes. Aunque el líder se mantiene, no así la ubicación de la reunión. Sin embargo, esto puede ser cansado para los invitados que no quieren estar yendo a diferentes lugares muy seguido. Quizá el propósito de una célula rotativa siempre sea convertirse en una célula permanente.

¿Por qué las células rotativas son temporales?

Bueno, hay varias razones. Entre ellas quizá la más importante tenga que ver en que no necesariamente los anfitriones son miembros de la iglesia. Pueden ser de otra iglesia y es por eso que se mantiene la reunión sólo por unas semanas. En algunas zonas de nuestra iglesia se permite que incluso sea en casas de inconversos, pues, la reunión es temporal y puede hacer que la familia inconversa que ha dado su reunión sean convertidas a Cristo Jesús.

En cierta ocasión le pregunte un pastor al respecto y él me respondió: “Nosotros permitimos células rotativas en casas de amigos, pues, tenemos la confianza en Dios que les salvará.”

Bajo esa perspectiva es una buena idea. Sin embargo, he cuestionado algunas veces esa idea. Pues, muchas veces en dos semanas no se logra convertir a nadie, porque, la salvación depende de Dios. Además, he notado que el testimonio de Cristo es manchado cuando son inconversos los anfitriones. No siempre. El problema es que las personas no piensan como uno. Debo decir que en la iglesia ésta ya no es una práctica muy común y me atrevo a decir que de cada 300 células una célula es rotativa, por lo menos en la localidad donde nosotros trabajamos. Además, ya es muy raro que se aperturen reuniones en casas de inconversos. En toda la iglesia sólo conozco una, pero, a los días fue cerrada.

Hace unos días alguien abrió células rotativas en una iglesia celular. Los sectores donde había células rotativas habían descendido en su crecimiento. Cuando supe la razón me pareció lógica: Un supervisor abrió una célula en la casa de un inconverso, y ésta persona era dueño de una cervecería. La gente de la colonia pensó que qué tipo de evangelio era el que tomaba esas casas para predicar. Además, a veces durante la reunión los borrachos llegaban a hacer desordenes y se perdía por completo el control.

No obstante, dependiendo de nuestra fe el milagro puede suceder. Aún así hay que tomar nota de éstas experiencias y aplicar los principios que a nosotros nos puedan servir.

Errores comunes en células rotativas.

1. No se movilizan constantemente: Una célula rotativa que no se mueve de un lugar a otro sólo es una célula puesta en un mal lugar. Si una célula rotativa debe moverse es porque no cumple las características esenciales para ser una célula permanente. En ese caso, es importante saber que al hacer lo contrario se estará desfavoreciendo el sistema en lugar de ayudarlo.
2. Se dejan de forma permanente sin cumplir las características adecuadas: De repente el supervisor se encuentra en una situación donde no tiene cómo hacer rotar esa célula. Entonces, él decide dejarla en un solo lugar sabiendo que no se cumplen las características de una célula permanente. En ese caso es incorrecto, pues, no se está respetando la disciplina. Sin duda esa célula irá al fracaso. El problema es que las células rotativas pueden ser aprovechadas negativamente y tomarlas como una salida oportunista para decir “tengo más células.” Cuando en verdad células reales, quién sabe cuántas son.

La célula rotativa es una forma de abrir células en lugares donde no se puede, pero, sólo por corto tiempo. De esa manera se llega con el evangelio a más personas y se extiende el Reino de Dios.

Jesús se reunía en casas de pecadores y allí hacía sus mayores milagros. No andaba buscando casas adecuadas para manifestar su poder. 

Él había venido por los enfermos, los malos y los pecadores.

Si nosotros nos encerramos en sólo abrir células permanentes podemos cometer un grave error. Dejamos de lado oportunidades grandiosas de llegar a varios lugares aunque sea por un tiempo. Aunque le aseguro que donde se siembra semilla siempre se recoge fruto.

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by Blogger