LA ACTITUD DEL LÍDER CELULAR ANTE LOS PECADORES.


Henry Preza
Vivimos en un mundo pecador, por supuesto cada país con diferencias bien marcadas, pero, todos son países sometidos al pecado. ¿Cómo debe reaccionar el líder celular ante su entorno de pecado? ¿Debemos participar en las obras de pecado para atraer al mundo? Por supuesto que no. Veamos algunos puntos muy importantes sobre éste tema:
  1. Siempre dispuesto a trabajar: Su actitud como líder debe ser de trabajo constante sirviendo al Señor. No deje que ningún líder deserte. Siempre esté cerca de ellos animándoles a servir. Usted mismo no se desanime. El mundo no se cansa de la idolatría, de todas las variantes del ecumenismo, del adulterio, del sexo ilícito y todo cuanto usted pueda imaginar. ¡No se cansan! Los líderes de sectas como los Testigos de Jehová no se cansan de lanzar su veneno, pero, ¿Usted como líder celular porqué quiere alejarse? Siga adelante, no se rinda. No necesitamos nuevos líderes que sustituyan a los viejos, sólo necesitamos líderes celulares santos que cumplan su papel en éstos tiempos finales donde la santidad es algo determinante para el éxito en la evangelización. Nuevos grupos de jóvenes que pretenden introducir el liberalismo en la iglesia dicen que los jóvenes deben tomar el lugar de los viejos y que los líderes antiguos que no quieran acoplarse a las nuevas modas deben alejarse, pero, no es así. Los parámetros de la santidad para el liderazgo celular son los mismos, no debemos cambiarlos. Las modas son del diablo y pasan, pero, la verdad de Dios permanece y debemos cuidarla, luchar por ella y dar todo por el Señor.
  2. No se ensucie con lo vil del mundo, pero, no se aparte: Según ésta nueva era de mundanalidad las células deben ensuciarse con el pecado para alcanzar a los perdidos ¿Pero cómo pueden blasfemar contra la sangre de Cristo? Debemos andar en el mundo sin ser del mundo, podemos evangelizar a los más grandes pecadores sin ensuciar nuestras manos. El líder  celular no debe inventar cosas  novedosas para atraer a los amigos, sólo necesita el poder de la Palabra y la autoridad del Espíritu. No debe cantar música mundana en la célula para atraer a los perdidos, no debe pasar una película impía para atraer al mundo, pues, Dios nos ha dado 3 armas más poderosas que las estratagemas del diablo: LA FE, LA ORACIÓN Y LA PALABRA.
  3. No se quede quieto: Trabaje para Dios, no se detenga, en el liderazgo celular es preponderante que usted haga la obra de Dios con determinación. No pierda de vista el objetivo. Ya no es tiempo que critique tanto a su supervisor, a su pastor, a sus miembros de célula, lo importante es que usted y yo hagamos bien el trabajo, que luchemos por Dios en ésta guerra espiritual por alcanzar a los perdidos a través del sistema celular. Los líderes celulares que quieren que otros hagan el trabajo por ellos terminan fracasados y con pesimismo en cuanto a las células, pero, los líderes activos, que son líderes las 24 horas, esos sí alcanzan la victoria de Dios sobre el pecado, la mundanalidad y el sistema del anticristo (éste nuevo orden mundano de consumismo, charlatanería y adulterio).
  4. Esté dispuesto a llegar a las últimas consecuencias: Haga todo lo posible por servir a Dios, que su servicio en la célula llegue hasta las últimas consecuencias. No debe dejar de hacer la célula porque las pandillas gobiernan en su colonia, porque el vecino tiene un arma o porque se le ha amenazado. No la deje de celebrar, pues, la célula es para ese tipo de personas enfermas. ¡Qué mejor oportunidad de evangelizar la que usted tiene!
¿Cuál debe ser nuestra actitud ante los pecadores? Sin duda, no de rechazo, pero, tampoco de aprobación. No debe ser una actitud descuidada, debemos vivir entre ellos con el amor de Dios en nuestras vidas, la misericordia y el juicio cabal. No viviendo impíamente, pues, esa no es la forma de alcanzar a los perdidos.

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by Blogger